El domingo 24 de noviembre de 2013 la Camerata del Eco abrió las puertas al público en uno de sus ensayos,de manera que la gente pudiera ver cómo funciona ese gran instrumento vocal que es un coro, cómo se gesta un concierto y cuáles son sus entrañas.

 

Por si el placer del oído fuera poco, tuvimos la gran suerte de disfrutar de la creatividad de otra disciplina artística: el dibujo. Un grupo de gente perteneciente a los colectivos: Artistas del lápiz, Urban sketchers, y El retratista nómada, dibujaba de forma libre y aleatoria aquello que la inspiración les sugería mientras el coro ensayaba. Fue un atuténtico regalo, para nosotros incluso, ya que no sabíamos mucho acerca de cómo sería.

 

Fue una gran oportunidad donde confluyeron varias artes: la música, la pintura, la fotografía...

 

Desde entonces, integrantes de estos colectivos han seguido viniendo a nuestros conciertos, conviertiéndose en colaboradores aportando y compartiendo sus dibujos con nosotros.